jueves , octubre 1 2020
Home / Columna de Opinion / Una Ruda muy maja – Diosa Atenea – Columna de Opinión – 01

Una Ruda muy maja – Diosa Atenea – Columna de Opinión – 01

 

Una Ruda muy maja

Diosa Atenea

Para mi es un gusto poder extender un saludo a cada uno de los lectores y seguidores de Función Estelar y al buen amigo Arturo Cruz que desde algunos años ha seguido mi carrera.

Y él ha sido testigo de lo que muchas personas nos preguntan  ¿que si es difícil ser luchadora y mamá al mismo tiempo?

¿Cómo le haces cuando tienes que salir de viaje? ¿No sientes feo dejar a tu familia?

En lo personal, desde el momento que decidí que la lucha libre era lo que quería en mi vida supe que tenía que hacer muchos sacrificios, de los cuales no me arrepiento por que se me ha recompensado cada uno de ellos en su momento.

En mi caso fui mamá a una edad considerablemente corta y al inicio de mi carrera como luchadora, fue una decisión que a la fecha digo que fue buena, porque he tenido la oportunidad de seguir desempeñándome profesionalmente al a par de ir viendo crecer a mi hijo, aunque en ocasiones por motivos de trabajo me pierda algunos momentos de su vida como cuando él estando en su último año de kinder no pude estar en su festival del día de las madres y del día del niño ya que yo me encontraba en Japón cumpliendo mi sueño.

Son ese tipo de cosas que para muchas mamás son inolvidables y que yo me perdí, pero el saber que no soy una “mamá normal” y que mi hijo diga “yo quiero ir a los países y lugares donde has estado” me hace feliz.

Es difícil salir de casa y en ocasiones no saber a qué hora o que día llegaras cuando te toca ir de gira, si llegaras lastimada, cansada.

Lo que reconforta en momentos así, es saber que estás haciendo lo que amas por las personas que amas y que te están esperando con un “te extrañé” y volver a ese rol de mamá que combina labores domésticas, asuntos escolares, entrenamientos y viajes.

No niego que es un poco complicado estar en esas dos esquinas, pero nada que no se resuelva priorizando, organizando y amando lo que uno hace.

El ser mamá no me ha impedido seguir cumpliendo mis sueños profesionales disfruto enormemente cuando mi niño me acompaña a algún evento y me ve, saber que se siente orgulloso de lo que hago es lo máximo.

He aprendido y encontrado el “modo” de llevar mi vida haciendo lo que amo junto con quien amo.

Mi lucha, al igual que la de muchas otras compañeras de profesión no solo es arriba de un ring.

Diosa Atenea

#UnaRudaMuyMaja

Te recomendamos

La Aljaba – Santy Hernández – Columna de opinión

La Aljaba de Santy Hernández Querida persona que nos puso el pie: La verdad nunca …