sábado , mayo 30 2020
Home / Columna de Opinion / Lucha y Tinta Libre – Psicología en el cuadrilátero – Arturo Cruz – opinión

Lucha y Tinta Libre – Psicología en el cuadrilátero – Arturo Cruz – opinión

Lucha y Tinta Libre

Opinión y periodismo de lucha libre mexicana

Arturo Cruz Flores

 

Algunos apuntes sobre la psicología del personaje de lucha libre mexicana profesional

Ahora que ha pasado más de un mes sin actividad en los cuadriláteros del país, debido a las restricciones de la contingencia, y en algunas ocasiones muy mínimas se han logrado realizar algunas funciones a puerta cerrada.

Entonces he tenido oportunidad de hacer cobertura de prensa en la primera función a puerta cerrada aquí en Pachuca, en una función de Lucha Libre Vanguardia, me que reflexionando como aficionado y sobre todo como periodista acerca de la importante vinculación entre los luchadores y el público presente, medular para la dinámica de este deporte espectáculo.

Analizando varios aspectos de este hipnótico, maravilloso y fascinante mundo.

Encontré una parte medular mientras documentaba la función y yo observaba el desarrollo de las acciones, sin público, reflexioné sobre estos factores que tiene que ver con la psicóloga del personaje que hablaré en esta columna de una manera general, y agradezco a usted amable lector que me permita legar a sus ojos y hablemos de lo que más nos apasiona en esta dimensión.

Para entender más esto y seamos un público más maduro y consciente, y si es la primera vez que usted se acerca a la lucha libre como aficionado podamos entender más con estás experiencias.

Según datos de historiadores, en nuestra nación la primera función de lucha libre que se organizó como tal, en sus principios más básicos, fue en la década de los años 30.

Que tuvo la participación en ese entonces de Ciclón Mackey, del que dicen fue el primer luchador enmascarado, así mismo estaba Bobby Sampson, y Yaqui Joe entre otras figuras de la época en aquel lejano 21 de septiembre de 1933.

La capacidad del primer recinto donde se llevó a cabo esta función, tuvo una capacidad de cuatro mil 500 personas, este lugar se llamaba arena Modelo, pero el promotor Salvador Lutteroth le cambió de nombre al de Arena México.

Que se llega a un límite con más de 17 mil asistentes, donde la arena México fue inaugurada en 1956.

Ahora tomando en cuenta esos datos, imagine a usted a los hombres y mujeres que suben a un cuadrilátero, estoy tomando como base la idea de una función con la taquilla completa vendida, es decir un lleno hasta las lámparas.

En esta competencia del bien contra el mal, se tomaba en cuenta el aspecto psicológico del personaje, en este factor un luchador técnico, debe ganarse el apoyo, luego entonces su técnica, su trabajo debía ser coherente, si es técnico debe seguir el reglamento, respetar la ley del cuadrilátero, manejarse por el buen camino.

Esa psicología debía mantenerse en ese sentido, la gente entonces entendía que debe apoyar al luchador que subió con una presentación en colores claros, plata, oro, blanco, que representan en un sentido el arte teatral y circense, hacer una llegada vistosa.

El público identifica al luchador técnico, se va desarrollando la psicología de identidad del buen elemento, que tiene cuidado con esos detalles, que sabe que el público recordará el color de su atuendo, de su capa, de su calzado, sus máscaras.

Esto sin duda son factores elementales, que ocasiona que el luchador y el respetable tengan una mejor comunicación mucho más atinada.

Imagine usted el fervor del público, en esa primera función de lucha libre cuando vieron al primer enmascarado en México, que por cierto no era mexicano.

La psicología es muy instintiva, muy lógica que se maneja en un encuentro de lucha libre, el público debe identificar al elemento como si se tratara de un producto a la venta, sin duda el respetable entenderá si usas colores claros en máscara comprenderá que es un paladín de la justicia.

Amable lector seguimos con este y varios temas de análisis en esta columna, le recomiendo a usted que lea a los luchadores que se han iniciado como escritores en mi página de Función Estelar Diosa Atenea, Guerrera Isis y Coco Rojo Segundo, quienes nos comparten sus vivencias y experiencias en sus trayectorias profesionales.

Lea a mis apreciados compañeros Blaze, Rebelde Nocturno, y Santy Hernández.

Agradezco a usted su atención, cuídese ante la pandemia, cuide a su familia y a los demás, si no ¿quién será que me lea en una nueva entrega de esta columna?

twitter

@arturocruz_

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te recomendamos

DTU prepara detalles para su regreso, en trascendental función

DTU prepara detalles para su regreso, en trascendental función Trabajará en campo abierto la función …