lunes , julio 13 2020
Home / Eventos / Lokillo – Dignos y Firmes – Columna de opinión

Lokillo – Dignos y Firmes – Columna de opinión

Lokillo

Dignos y Firmes

Evolución

¡Que tal! Es un gusto estar aquí de nuevo, empezando como siempre saludando al Sr. Arturo Cruz, director general de Funcion Estelar, a todo el equipo de colaboradores que comparten conmigo este espacio y a todos ustedes que se toman el tiempo para leernos.

Lokillo es mi nombre y mi espada y pluma están a su servicio.

Esta vez me gustaría contarles sobre como fue la evolución de Lokillo en cuanto a imagen se refiere. Como ya les platiqué en la columna pasada, no siempre tuve la imagen de Gladiador.

De mi debut en el año 2007, en el que subí vestido con un pants, tenis, camiseta y mangas, ademas de trencitas que me hacía mi hermana cuando tenía el cabello muy largo. Siempre las combinaba con el color de la camiseta. Es decir, si llevaba camiseta roja, eran trencitas rojas, camiseta verde, trencitas verdes y así era como variaba la imagen un poco. Rojo, azul, verde, blanco, morado, etc. Era comprar extensiones de cabello de esos colores para trenzarlos con el mío, para combinarlos con la camiseta y las mangas.

Después deseché el pants y mandé hacer junto con mi hermano un pantalón le licra de nylon en color negro y simulando las costuras que lleva un pantalón normal en color blanco, con mi nombre en una pierna. Unos amigos nos llevaron a la arena San Juan Pantitlán con el Sr. Mohicano II para explicarle como queríamos los pantalones. Mi hermano pidió uno en licra estampada de mezclilla, con su nombre en una pierna igual.

Y por un buen tiempo utilicé ese equipo, con los cambios de color que hacía en la parte de arriba, no veía necesidad aún de mandar hacer otro pantalon. Un buen día llegue a una función y vi a Angelito Mágico, un muy buen amigo junto con sus hermanos Aguilita Mágica y Centellita de la muerte. Luchadores minis buenísimos. Y platicando con Angelito, mientras nos vestíamos para subir, sacó una capa de presentación muy elegante, al estilo de los luchadores clásicos, ¡cosida a mano! Le pregunté quien se la habia hecho y me dijo “yo compré la tela y con unos retazos que tenia ahí, la cosí” me sorprendi mucho ya que estaba muy bien diseñada y las costuras manuales solo se notaban si la examinabas detenidamente. De ahí pensé que yo igual podría hacerme mis propios equipos de lucha.

Cuando estudiaba la secundaria, aunque hice muchos intentos por cambiarme de taller (ya que nos asignaban uno al azar y uno no podía escogerlo) no lo logré y estaba muy molesto por que me tocó Industria del vestido. Aparte de las burlas de parte de otros grupos como Dibujo técnico y Electricidad principalmente, no me sentía a gusto en ese taller que llevé durante los 3 años que me llevó terminar la secundaria. Tanto así que hice examenes extraordinarios por reprobar la materia y es que en verdad no le ponía interés por que no me gustaba.

Sin embargo eso no impidió que aprendiera a coser, cortar, tomar medidas , etc. Lo cual ahora sé que era parte de algo que me serviría en el futuro.

En fin, comencé a comprar tela por mi cuenta y a sacar moldes de pantalon principalmente. Solo sabía de Parisina y Modatelas en ese entonces y no había mucho de donde escoger para lo que yo quería, entonces compré licra de algodón y licra-piel. Hice muchos diseños pero realmente la idea final no me gustaba. Para ese tiempo ya me había cansado de usar pantalón y quise usar mallas.

Entonces me vino a la mente el luchador estadounidense X-Pac que hizo temporada un tiempo en México y me gustó su equipo ya que el era delgado en comparación con los luchadores musculosos, mi amigo Black Sabbath me regalo unas espinilleras (ya que no mandaba hacer aún unas botas para luchar y esas las podía usar con tenis), me hice las mallas y me puse las rodilleras por fuera como X-Pac (precisamente ese detalle me gustó de su imagen) y ¡oh sorpresa! Mis piernas de veían muy muy flacas.

Teniendo la fecha encima solo se me ocurrió vendarme las piernas para hacer mas volumen. Me vestía y me iba al baño a bajar la malla para ponerme las vendas anchas y aunque no aumentaba mucho el volumen, si se veían un poco mejor. Hice ese ritual por un tiempo y me esforzaba en hacer sentadillas y ejercicios para aumentar el volumen de mis piernas. Como pueden darse cuenta no me ha funcionado del todo pero creanme que si ahora las tengo delgadas, antes lo estaban mucho más.

Segui utilizando esa imagen sin cambiar las trencitas y las mangas de colores y se veia llamativo, me funcionaba bien hasta que me corté el cabello, también era mucho trabajo el estar pidiendo a mi hermana que me peinara antes de cada función asi que eliminé las trenzas de mi atuendo.

Ya con un conocimiento mas grende en cuanto a lugares para comprar telas más apropiadas para esto, fui dando unas variaciones a la imagen. Usando camisetas de red, terciopelos y hasta encajes. La imagen dio un giro al estilo Gótico. Tenía unas gabardinas de gamuza y terciopelo que usaba cuando mas joven y me daba mis vueltas al tianguis cultural de El Chopo. Mi gusto por el bandas como Nightwish, Therion, incluso bandas de black y death metal como Immortal, Buzum y Arch Enemy me dieron ideas para los equipos, a veces salía con terciopelos y camisas con olanes como la Black Family (que siempre me encantó esa facción) y otras veces salía con chamarras con puntas, hebillas de vinil plateado (no podia utilizar las de metal por seguridad) y hasta llegué a usar el “corpse paint” (pintarme el rostro como las bandas de black metal). Esa fue otra etapa en la evolucion de mi personaje.

Me despido por hoy amigos, la siguiente semana les seguiré contando sobre el como llegó la imagen de el gladiador.

Que los Dioses estén con ustedes y no olviden mantenerse ¡Firmes y Dignos!

Te recomendamos

Ray Castillo Jr. -Columna de Opinión invitada -Arriba del Encordado

Reciban un cordial saludo de su servidor Santiago Jesús Castillo Moreno, o Ray Castillo jr. …