domingo , noviembre 29 2020
Home / Columna de Opinion / Guerrera Isis & Chef Maravilla – Bitácora de 2 máscaras – Columna de opinión

Guerrera Isis & Chef Maravilla – Bitácora de 2 máscaras – Columna de opinión

Bitácora de 2 máscaras

Guerrera Isis & Chef Maravilla

Mi piel entre telas

Hablamos de la construcción de un personaje, lo que cuesta mantenerlo y darle su valor pero que es un personaje sin aquello que a muchos nos da la valentía de pararse en un ring, una tradición ancestral y mítica, que nos da personalidad estamos hablando; de la máscara

Podríamos decir que un 90 por ciento de los luchadores la portamos,  creo que es lo que nos define cultural y deportivamente. Es lo que generará una incógnita, una doble vida definitivamente es la magia de la lucha libre.

Guerrera Isis no tenía una imagen definida, siendo mujer es difícil decidirse a la primera, ni siquiera tenía idea de cómo sería ese contacto, primero le prestaron una imagen que tenía que ver con su pasado un símbolo de medicina muy sencillo en color rosa, una máscara abierta en donde podría presumir su cabello, ojos y labios.

Pero no era completamente suya, estaba aún muy alejada de su personalidad, pero no tardó mucho en cambiar, utilizando como base los colores de la realeza blanco, plata y oro, por fin crearon una máscara con simbología que combinó 2 culturas la griega y la egipcia, dando el resultado final una máscara sencilla pero elegante, que se fusionó perfectamente.

 

Ahora mantiene el diseño pero con una variedad de colores, para el gusto del respetable, y con la cual se atreve a hacer cosas que jamás pensó, como la interacción con el público arriba y abajo del ring, enamorándose y respetando cada vez más su deporte.

Mientras tanto el Chef Maravilla cuando quiso integrarse a este deporte lo que más le entusiasmó fue este misticismo de usar una máscara, sacar esa parte que es difícil manifestar como persona ante el público, como lo veía en esas luchas de antaño que lo fue envolviendo en su niñez.

Está debía tener algo en común con el, algo que marcará sus gustos, sus pasiones y así darle el peso que merece, no es solo enmascararse por qué si, uno pasa por muchas etapas antes de hacer ese click con la gente y con uno mismo, sino lo sientes no lo transmites.

Mis primeros diseños los base en un ídolo llamado Silver King aunque con ligeros cambios, con el tiempo me guíe por los colores; rojo, plata, blanco u oro., cambiaron muchas cosas como los ojos y puse unos rayos ya que soy fanático de un equipo de fútbol, sin dejar de lado mi filipina, estilo discreto y sin llegar a imitar a nadie.

La máscara tiene que ser parte de ti de tu vida, tu otra piel, tenemos claros ejemplos de grandes luchadores que portaban con orgullo su máscara y no se la quitaban ni en vestidores, ni en la calle y mantenían esa elegancia y porte, fuera y dentro del ambiente luchistico.

Sabemos que los tiempos cambian; quizá la forma de vestir, pero jamás se pierde el respeto hacia tapa, aunque a través del tiempo y de las generaciones  se a desvirtuado un poco, ambos tratamos de cuidar esa identidad a nuestra manera aunque muchas veces no sea la correcta.

Como la mayoría buscamos enaltecer la lucha libre, somos 2 personajes que aman su profesión y que buscan que en algún momento que quien lea estos pequeños episodios entiendan que no es fácil mantenerse y que a raíz de los valores y el respeto sigamos creciendo, quizá mirando un poco al pasado y aprendiendo de ello, de esos grandes luchadores que nos han abierto tantos caminos.

 

Te recomendamos

La Aljaba – Santy Hernández – Columna de opinión

La Aljaba de Santy Hernández Querida persona que nos puso el pie: La verdad nunca …