miércoles , abril 1 2020
Home / Noticias / El arte del Gotch y el Catch – Columna de Rebelde Nocturno

El arte del Gotch y el Catch – Columna de Rebelde Nocturno

EL ARTE DEL GOTCH Y EL CATCH

Columna de Rebelde Nocturno

Luchador profesional hidalguense

 


Es verdad que el mundo de la Lucha Libre tiene un número importante de seguidoras en nuestro país y el estado de Hidalgo no es la excepción.

Como es costumbre en cada una de las funciones realizadas en los locales que ofrecen este maravilloso espectáculo, las mujeres son parte fundamental en la interacción con los gladiadores y de la magia que envuelve este deporte.

Desde el buen saludo, la foto o hasta el recordatoria a la mamá del luchador, son ellas, quienes la mayoría de las veces, encaran y participan de manera directa en el show. Pero su acercamiento, por lo menos en este estado, solo queda en la asistencia a la arena, no va más allá de querer conocer este deporte desde su interior.

Si alguna tiene el gusto de practicar Lucha Libre será porque es el deporte de la familia, porque desde muy pequeña le gustó o decidió hacerlo por curiosidad. Lamentablemente, en la actualidad, la Lucha Libre Femenil en Hidalgo está en una crisis bastante visible, que esperemos no sea extensa o agónica.

En este momento y con mucho temor a equivocarme, solo están en activo seis luchadoras hidalguenses: Angely, Chica Dinamita, Dayami, Pumara, Vikinga y Zuzu Divine. Este selecto grupo nacieron en Pachuca y Tulancingo.

Tengo conocimiento de una escuela de lucha libre en Tula de Allende, se hacen grandes funciones en Huejutla de Reyes, pero en ambos casos desconozco si entre sus filas o en sus entrenamientos estén presentes las mujeres.

Lo que sí puedo asegurar es que en el Gimnasio del Valle cuenta con dos chicas en formación; mientras que en la Liga de Lucha Libre Clásica, quien encabeza los entrenamientos es El Intruso Junior, tiene en formación a seis mujeres, entre niñas y adolescentes.

Tengo la esperanza que de estas ocho jovencitas lleguen y se mantengan en este bello deporte, que sean la base para que nuevas generaciones se interesen en practicarlo y sean, también, la puerta para quien quiera ingresar a él. Ojalá que también sean la motivación para que niñas, adolescentes y mujeres se dediquen a esta disciplina.

Lo que nos resta a quienes participamos en la Lucha Libre es apoyarlas e impulsarlas, no cerrarles las puertas o hacerles el camino difícil; darles consejos y compartir lo aprendido; que ganen lo mismo que un luchador y tengan lugares estelaristas en las funciones.

Ellas también tienen ese sueño de ser parte de la historia de El Arte del Gotch y el Catch.

Te recomendamos

Del escritor e historiador mexicano Ernesto Ocampo, En SÚPER LUCHAS #313 (4 de mayo de 2009), durante la epidemia de influenza H1N1, escribí esto:

Del escritor e historiador mexicano Ernesto Ocampo En SÚPER LUCHAS #313 (4 de mayo de …