lunes , julio 13 2020
Home / Columna de Opinion / De Rastas, Historias, y Lucha Libre – Kulikitaka – Columna de opinión invitada

De Rastas, Historias, y Lucha Libre – Kulikitaka – Columna de opinión invitada

De Rastas, Historias, y Lucha Libre
Kulikitaka
Bienvenidos a la segunda entrega de Rastas, Historias y lucha Libre hay muchos temas de los que quiero platicarles y me costó mucho trabajo decidirme sobre este.
Gracias a la herramienta de recuerdos de Facebook es posible que pareciera que fuera que sucedieron ayer algunos de los sucesos más importantes en nuestras vidas y en lo particular de mi trayectoria luchistica.
Al respecto y platicando con varias personas trasbambalinas llegué a la conclusión de que hay un tema algo complejo del cual pocas veces se habla.
Y es que es bastante complicado para para la vida y el deporte realmente saber cuándo se está listo para algo.
Creo desde mi personal punto de vista que nunca se está totalmente listo, sin embargo se tiene que estar bien preparado.

¿Por qué?

 

 

Porque si me hubieran preguntado, el si estaba listo para enfrentar algunos de mis más grandes retos en mi carrera luchística, estoy seguro que en su momento hubiera contestado a mi profesor o a la persona que me hubiera puesto esos que no lo estaba.
Sin embargo, también considero que si esas personas me lo dijeron por algo y me tomaron en cuenta algo de razón habrían de tener con base en su experiencia en este deporte
Significaba que algo estaban viendo en mí, que a lo mejor yo no percibía, además de que, uno no deja de preparase y principalmente gracias a esa confianza ajena que en su momento no me tuve, es que ahora puedo a través de esta columna, contarles ahora muchísimas experiencias las cuales ya conocerán.
Por mencionar algún ejemplo yo creo que no estaba listo para enfrentar, tan pronto un duelo de máscara contra cabellera contra alguien que era totalmente lo contrario a mi que era un novato.
Sin lugar a dudas fue algo que me marcó muchísimo y que me dio mucha madurez, realmente pasaron muchas cosas por mi cabeza ese día, días antes, semanas antes que ni siquiera dimensione, hasta el momento en que el réferi estaba contando la tercer palmada que me daba la victoria. (Sin embargo eso se los voy a contar a detalle en otra ocasión)
Así mismo, yo creo que no hubiera estado listo para compartir ring con una leyenda como Villano III, que en realidad esa noche estaba más nervioso por enfrentar a mi profesor campesino del Valle por primera vez, que por estar al lado de una figura como el Rey Arturo y son situaciones bastante curiosas y personales de un servidor.
Ahora bien para todas las nuevas generaciones y cómo lo mencioné líneas arriba Nunca van a estar listos, pero procuren siempre estar bien preparados, ese va a ser el secreto del éxito siempre.
No importa que no se sientan listos, si te has empeñado, si no has dejado de entrenar, si tienen un objetivo, si tienen metas por cumplir, lo de menos es tomar el riesgo, enfrentarlo y tomar esa experiencia, así vas a salir con bien de ese reto y del siguiente y del siguiente.
Además este gremio comete siempre el error de hacer menos al rival y hacernos menos a nosotros mismos.
Yo creo que primero que nada se tiene que tener la confianza personal y en las personas que te han formado que te dieron los conocimientos de quienes aprendiste las cosas que ejecutas en un cuadrilátero.
  • Nunca olviden tampoco que las oportunidades no se van, simplemente las aprovecha, alguien más.
Para ser más precisos, yo, no se si estaré listo para mi próxima lucha cuando todo esto pase de la contingencia, ya que podamos salir de casa, pero siento que estoy bien preparado por las bases luchisticas que me dieron mis profesores, por los años que llevo en el cuadrilátero y porque voy a aprender algo nuevo del rival que sea.
Quiero finalizar estas líneas pidiendo que se sigan preparando abajo del ring, porque no todo lo que nos forja como luchadores se aprende arriba de un ring, hay que formarse como personas y como figuras públicas, para entender el poder que se tiene, sin querer, simplemente por el hecho de portar una máscara y subirnos a un cuadrilátero.

Confíen, aprendan, entrenen, prepárense, escuchen e informense, pero sobre todo amen, cuiden y respeten a la lucha libre.

Gracias por leerme si les gustaría que hablara sobre algo en particular, alguna lucha o de algún personaje con el que haya podido convivir no duden en escribirlo aquí en los comentarios.

Nos leemos la próxima semana ¡¡ Y arriba yo !!

Te recomendamos

Ray Castillo Jr. -Columna de Opinión invitada -Arriba del Encordado

Reciban un cordial saludo de su servidor Santiago Jesús Castillo Moreno, o Ray Castillo jr. …