lunes , julio 13 2020
Home / Columna de Opinion / Boomerang Blaze- Blaze – Columna de opinión

Boomerang Blaze- Blaze – Columna de opinión

Hola amigos
Es un gusto estar nuevamente con ustedes.
Sean bienvenidos una vez más a este espacio de ideas en Función Estelar, dónde nos brinda la oportunidad de participar mi querido amigo y director general Arturo Cruz Flores, aprovechó también para saludar a mis compañeros colaboradores.

 

Seguimos en épocas difíciles para la lucha libre mexicana y mundial y con esto algunos sucesos un tanto delicados de tratar, por lo cual quiero abordar este tema de una manera muy respetuosa hacia la afición y mis compañeros.

Cómo lo he observado en últimas fechas: es muy grande el efecto que puede causar la opinión del aficionado sobre el luchador que la mayor parte de su propósito es convencer y agradar a un público exigente; muchas veces está exigencia se convierte en crueldad sin fundamento que para el luchador se vuelve difícil de tratar y desvía del propósito.

Muchos amigos míos e incluso yo al principio de mi carrera me situe en esta delgada línea entre el espectáculo y la realidad; esa confusión nos hace sentir cambios de ánimo bastante fuertes, sin embargo con el paso del tiempo vamos conociendo más acerca de este ambiente y aprendemos a vivir está parte del espectáculo detrás del telón que genera el aficionado, pero, no solo es el aficionado.

Es también el luchador quien ha generado este tipo de actitudes, por ejemplo: ahora con el uso de las redes sociales; indirectamente se otorga al aficionado la apertura a todas las deficiencias de la persona detrás del personaje, volviéndose esto un arma para atacar al ” personaje-persona” ya en este punto fusionados por el mismo sentir.

Entre otras cosas también proyectamos nuestra educación, ideología, vida cotidiana e incluso hasta nuestros vicios; esto manda un mensaje ya sea de aprobación o rechazo a nuestro público adulto, pero ¿Que pasa con nuestro público menor de edad?

Es bien sabido que la gran mayoría de nuestro público son niños y jóvenes, los cuales en pleno desarrollo son como esponjitas absorbiendo las ideas que nosotros les proporcionamos.

Todos en algún momento de nuestra infancia o adolescencia queríamos ser como nuestros ídolos, vestir como ellos, comer como ellos, actuar como ellos, vivir como ellos.

El luchador tiene un público que lo sigue, comparten un pensamiento en común, gustos y algunas costumbres, convierte a su público en su comunidad y alimenta sus ideas.

Desde mi punto de vista considero que toda persona que goce de estás cosas tiene la responsabilidad de su aporte, lo bueno y lo malo de sus ideas vas a llegar siempre a alguien y va influir en el receptor de alguna manera.

 

”Un gran poder , conlleva una gran responsabilidad”
cita la famosa frase

Amigos:
Les agradezco por dedicarme un poco de su tiempo.
Yo soy BLAZE y los invito a seguirme en mis redes sociales:

Twitter e Instagram @luchablaze
Facebook BLAZE

Te recomendamos

Ray Castillo Jr. -Columna de Opinión invitada -Arriba del Encordado

Reciban un cordial saludo de su servidor Santiago Jesús Castillo Moreno, o Ray Castillo jr. …